El Vicepresidente de la República, Teodoro Nguema Obiang MANGUÉ se despidió de la expedición en la noche de este lunes antes de volar para Jerusalén transmitiéndoles palabras de esperanza.

El ejecutivo de Malabo cada vez va cumpliendo con su promesa de no dejar desamparado a ninguna de las víctimas de los explosivos acaecidos el pasado 7 de marzo en el Campamento militar de Nkoantoma en la ciudad de Bata.

Este mensaje más reiterado por el vicepresidente de la República, Teodoro Nguema Obiang MANGUÉ. Precisamente en la noche de este lunes 31 de mayo, el miembro del Gobierno se ha despedido en el aeropuerto de Bata con 7 ciudadanos damnificados de esta tragedia.

Minutos antes de subirse al avión que los llevara a Israel para recibir atención médica subvencionada en su totalidad por el Ejecutivo de Malabo, Nguema Obiang MANGUÉ reiteró una vez más a sus conciudadanos los intereses satisfactorios de su Gobierno albergándoles así una feliz recuperación de sus patologías.

El Gobierno también ha alquilado una aeronave que ha llevado a estas víctimas a Israel y de igual modo ha entregado una cuantía económica a cada uno de ellos para sufragar sus gastos personales.

Según fuentes fiables, la expedición ya se encuentra en Israel y en los próximos días recibirán las primeras consultas a cargo de médicos profesionales.