Desde la puesta en marcha de la red WiFi en la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial (UNGE), su muralla está siendo invadida por masa no estudiantil de esta universidad por el acceso libre de la red.

Una situación que preocupa al máximo dirigente de la Universidad, dado que no entiende qué pueden estar descargando o permanecer conectados a la red unos chicos de la primaria hasta el extremo de amanecer en el lugar.

El pasado 25 de junio, el Gestor de las Infraestructuras de Telecomunicaciones de Guinea Ecuatorial (GITGE) instaló un total de 23 puntos de acceso wifi en todo el recinto del Campus Central de la UNGE en Malabo. Se instaló la fibra óptica con una capacidad de 150 Megas, con cobertura para alcanzar todo el recinto universitario y sus alrededores.

La red fue instalada en la universidad para facilitar el trabajo que necesita disponer de acceso a internet del estudiantado, de los docentes e investigadores, así como del personal de esta institución. Pero, en la actualidad esta instalación está siendo usada por varios ciudadanos sin necesidad de acceder al el recinto universitario, puesto que la señal wifi es accesible desde fuera del Campus e incluso llega hasta la iglesia Nueva Apostólica, las afueras del antiguo Hotel Tropicana, detrás del mismo Campus en el barrio Campo Yaunde.

Pero, algunos jóvenes prefieren afincarse en el cerco de la UNGE para poder estar más cerca de los puntos de acceso a la Wifi y lo hacen sin importarles si es de día o de noche e incluso muchos apuntan que amanecen en el lugar.

Ante esta situación, el Rector Magnífico de la Universidad, Filiberto Ntutumu Nguema nchama, ya ha mostrado su preocupación tal y cómo lo manifestó durante las actividades efectuadas para conmemorar el Día de la Universidad en Guinea Ecuatorial, realizadas el 14 de agosto. “Todas las horas de del día y de la noche, hay personas amontonadas fuera de las fronteras de la universidad, haciendo uso gratuito del internet. Pero hay una asignatura pendiente, qué están descargando”, apostilló el Rector Magnífico. Durante la ceremonia, Ntutumu Nguema Nchama no llegaba a entender lo que motiva los chicos de la enseñanza primaria estar navegando en la red todas las horas del día.

El Campus Central de la UNGE se ha convertido pues en un lugar atractivo para ciudadanos que no estudian ni trabajan ahí, sólo van para poder disfrutar de la alta velocidad de conexión a Internet.