Saif al-Islam, el hijo del difunto expresidente Muamar al Gadafi, dice que quiere “restaurar la unidad perdida” de Libia, después de una década de caos y, pretende postularse para la Presidencia, según ha declarado en una entrevista con el medio estadounidense ‘The New York Times’.

Durante años, ha sido un misterio el paradero exacto del primogénito del reconocido dictador Gadafi, asesinado en 2011, cuatro años después de llegar al poder, tras la caída del régimen durante la revolución libia que dio paso a una guerra civil que todavía sigue latente. Saif al-Islam al Gadafi alimentó con la entrevista los rumores sobre su posible candidatura a la Presidencia del dividido país del norte de África.

En su encuentro con los periodistas del ‘New York Times’, Saif al-Islam señaló, sobre la situación actual en la que está sumida su país, que los políticos de la última década han traído a los libios “solo miseria”. “Es hora de regresar al pasado. El país está de rodillas. No hay dinero, no hay seguridad, no hay vida aquí”, criticó.

Saif al-Islam afirma en la entrevista que, se ve capaz de reunificar al país gracias a su liderazgo y que está preparando su retorno a la vida política, pero lo hará lentamente. “He estado alejado del pueblo libio durante diez años. Tienes que volver despacio, despacio, omo un ‘striptease’. Necesitas jugar un poco con sus mentes”. Declaraba.

El descendiente del dictador, de 49 años, es reclamado por la Corte Penal Internacional (CPI) por supuestos crímenes de lesa humanidad durante las revueltas que culminaron con el derrocamiento de su padre.

El primogénito de Gadafi, parece no dejarse intimidar, según el ‘New York Times’. Saif al-Islam dijo que “confiaba en que estos problemas legales podrían negociarse si la mayoría del pueblo libio lo elige como su líder.”