InicioEn vedettePolitiqueLa Embajada de Estados Unidos en Malabo abre un análisis por los...

La Embajada de Estados Unidos en Malabo abre un análisis por los 16 días de activismo contra la violencia de género

A través de un artículo de opinión, la misión diplomática norteamericana que lidera David R. Gilmour reflexiona sobre el tema en cuestión, donde hacen un llamamiento a todos para involucrarse de forma activa para su erradicación.

Desde la Embajada de Estados Unidos en Malabo, cuyo jefe de misión es David R. Gilmour, nos llega un artículo que invita a reflexión para luchar contra la violencia de género. De hecho, decidieron abrir un análisis por los 16 días de activismo contra la violencia de género.

El el documento se indica que este mes supone una continuidad desde « el inicio de los 16 días de activismo contra la violencia de género, comenzando con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que fue el 25 de noviembre, y culminando con el Día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre ».

Estas dos fechas marcan y simbolizan « lo que sabemos que es cierto: lograr la igualdad de género no es posible sin abordar la violencia de género, un abuso de los derechos humanos que impide que las mujeres y las niñas en toda su diversidad participen plena y segura en la vida social, económica y política.

En última instancia, la violencia de género nos perjudica a todos, independientemente de quién la experimente e impide que nuestras comunidades alcancen su máximo potencial ». Pero, « ¿Qué significa para nosotros poner en práctica los valores contra la violencia todos los días, en todos los aspectos de nuestras vidas? ¿Cómo se ve que el gobierno, la sociedad civil, las empresas y todos los sectores de la sociedad digan que ya es suficiente, que ya no toleraremos la violencia de género? » .

El documento indica que « estas son preguntas que todos deberíamos hacernos en nuestros hogares, nuestras comunidades y nuestros países. La violencia de género continúa sin cesar en todas las regiones del mundo, en todos los niveles de la sociedad ».

Por otra parte, desde la Embajada se asegura que « Estados Unidos está comprometido a abordar este vasto y complejo problema que limita la capacidad de las sobrevivientes de violencia de género para disfrutar plenamente de sus derechos en Estados Unidos y en todo el mundo ».

Por otro lado, también « reconocemos los vínculos fundamentales entre la igualdad de género, incluida la prevención y la respuesta a la violencia de género, y la democracia, la seguridad nacional, la seguridad económica, el cambio climático, la salud pública mundial y los derechos humanos. Esta es la razón por la que, en los últimos dos años, Estados Unidos ha priorizado el desarrollo y la implementación de la Estrategia Nacional de Equidad e Igualdad de Género de Estados Unidos y ha actualizado la Estrategia de Estados Unidos para Prevenir y Responder a la Violencia de Género a Nivel Mundial y la Estrategia de Estados Unidos sobre Mujeres, Paz y Seguridad ». Otro extracto del documento indica que « a lo largo de los últimos años, la Embajada de los Estados Unidos en Malabo ha participado en esfuerzos de colaboración con la organización no gubernamental IDHMA.

Estas iniciativas conjuntas han abarcado una serie de proyectos, uno de los cuales aborda específicamente las necesidades de las personas afectadas por la violencia de género y la trata de personas. Vale la pena señalar que la violencia de género sirve como un catalizador importante para la trata de personas, al mismo tiempo que funciona para explotar y ejercer control sobre mujeres, niños e incluso hombres ».

También se toca de forma particular el problema de la trata de personas, donde se asegura que « el tema de la trata de personas sirve como catalizador para la participación global de los Estados Unidos en la lucha contra esta práctica ilícita, al tiempo que facilita la coordinación de los esfuerzos contra la trata a escala internacional ». « Las investigaciones muestran que los países con tasas más altas de violencia de género sufren con mayor frecuencia conflictos, inestabilidad, falta de adhesión al estado de derecho, bajo nivel educativo, subdesarrollo económico y crisis de salud, entre otros desafíos ».

Por lo que, « abordar y prevenir la violencia de género crea sociedades más pacíficas y estables », indica Por lo tanto, « es crucial que, en nuestros esfuerzos colectivos, comprendamos todo lo que es la violencia de género (dónde, cuándo y cómo ocurre) y tomemos medidas para garantizar el acceso a servicios que salvan vidas para todas las sobrevivientes ». En otro apartado del artículo se recoge que « la prevención de la violencia de género también requiere que promovamos la justicia y la rendición de cuentas por estos actos y que establezcamos un entorno propicio, en lugar de limitante, para que todas las supervivientes de la violencia de género prosperen ».

Como recordatorio, se puntualiza que « este año también se conmemora el 75º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, un documento histórico que afirma que todo ser humano nace libre e igual en dignidad y derechos, y que estos derechos existen sin distinción de ningún tipo ». « No podríamos estar más de acuerdo, y hacemos un llamamiento [a los gobiernos, la sociedad civil, las empresas del sector privado y los individuos por igual] para que se unan a nosotros para ayudar a crear ese mundo », dice el documento.

Para finalizar, es necesario que « actuemos con urgencia para ampliar lo que sabemos que funciona para prevenir la violencia de género, promover la igualdad de género, fortalecer las leyes y poner fin a la impunidad, utilizar enfoques centrados en los sobrevivientes, informados sobre el trauma y basados en la evidencia para nuestro trabajo político y programático, a nivel local y global; y mantener siempre a los supervivientes al frente y en el centro de todo lo que hacemos ».