Inicio优秀世界Indonesia prohíbe el sexo fuera del matrimonio en un nuevo código penal...

Indonesia prohíbe el sexo fuera del matrimonio en un nuevo código penal aprobado por el parlamento

El nuevo código, que también se aplica a los residentes y turistas extranjeros, prohíbe la cohabitación antes del matrimonio, la apostasía y prevé castigos por insultar al presidente o expresar opiniones contrarias a la ideología nacional.

El parlamento de Indonesia aprobó por unanimidad este martes un nuevo código penal radical que penaliza las relaciones sexuales fuera del matrimonio, como parte de una serie de cambios que, según los críticos, amenazan los derechos humanos y las libertades en el país del sudeste asiático.

El nuevo código, que también se aplica a los residentes y turistas extranjeros, prohíbe la cohabitación antes del matrimonio, la apostasía y prevé castigos por insultar al presidente o expresar opiniones contrarias a la ideología nacional.

“Todos acordaron ratificar (los cambios preliminares) en ley”, dijo el legislador Bambang Wuryanto, quien encabezó la comisión parlamentaria a cargo de revisar el código de la era colonial. “El antiguo código pertenece a la herencia neerlandesa… y ya no es relevante”.

La nación de mayoría musulmana más grande del mundo, Indonesia, ha visto un aumento en el conservadurismo religioso en los últimos años. Ya se aplican estrictas leyes islámicas en partes del país, incluida la provincia semiautónoma de Aceh, donde el alcohol y los juegos de azar están prohibidos. También se llevan a cabo flagelaciones públicas en la región por una variedad de delitos que incluyen la homosexualidad y el adulterio.

Los cambios al código penal no solo han alarmado a los defensores de los derechos humanos, quienes advirtieron sobre su potencial para sofocar las libertades personales, sino también a los representantes de la industria de viajes, quienes se preocuparon por su posible efecto en el turismo.

En una conferencia de prensa el martes, la ministra de Derecho y Derechos Humanos, Yasonna Laoly, dijo que no fue fácil para un país multicultural y multiétnico hacer un código penal que “se adapte a todos los intereses”.

Dijo que esperaba que los indonesios entendieran que los legisladores habían hecho todo lo posible para adaptarse a la “aspiración pública”, e invitó a las partes insatisfechas a presentar una revisión judicial al tribunal constitucional.

Antes de la votación del martes, grupos de derechos humanos y críticos advirtieron que el nuevo código “afectará desproporcionadamente a las mujeres” y reducirá aún más los derechos humanos y las libertades en el país de más de 270 millones de habitantes.

“Lo que estamos presenciando es un gran revés para el progreso logrado con tanto esfuerzo por Indonesia en la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales después de la revolución de 1998. Este código penal nunca debería haberse aprobado en primer lugar”, dijo Usman Hamid, director ejecutivo de Amnistía Internacional Indonesia.

¿Qué dice el código penal?

El nuevo código penal tiene 200 páginas y se ha estado elaborando durante años.

Estaba previsto que se aprobara un borrador anterior en 2019, pero la votación se pospuso después de que miles de manifestantes, en su mayoría estudiantes, salieran a las calles exigiendo que el gobierno lo retirara.

En un discurso televisado en ese momento, el presidente Joko Widodo dijo que retrasaría la votación después de “considerar seriamente los comentarios de diferentes partidos que sienten objeciones sobre algún contenido sustancial del código penal”.

Hamid de Amnistía Internacional señaló que no se han promulgado “cambios significativos” desde 2019.

Según la versión aprobada el martes, las relaciones sexuales fuera del matrimonio conllevan una posible pena de prisión de un año, aunque existen restricciones sobre quién puede presentar una denuncia formal. Por ejemplo, los padres de niños que cohabitan antes del matrimonio tienen la autoridad para denunciarlos.

Además de introducir nuevos delitos, el código también amplía las leyes y penas existentes. Las leyes sobre blasfemia han aumentado de “una a seis disposiciones” y ahora pueden conducir a una sentencia máxima de cinco años de prisión, según un borrador del documento.

Hamid dijo que las leyes sobre insultar a los líderes del país y las protestas no autorizadas tendrán un “efecto paralizador” en la libertad de expresión.

“El restablecimiento de las disposiciones que prohíben los insultos al presidente y al vicepresidente, el gobierno en ejercicio y las instituciones estatales crearía un efecto palpable paralizante sobre la libertad de expresión y criminalizaría las críticas legítimas”, dijo.

Andreas Harsono, investigador de Human Rights Watch Indonesia, dijo que las leyes son “un revés para la ya declinante libertad religiosa en Indonesia”, y advirtió que podrían usarse indebidamente para atacar a ciertas personas.

“El peligro de las leyes opresivas no es que se apliquen ampliamente, sino que brindan una vía para la aplicación selectiva”, dijo.

Hadi Rahmat Purnama, de la facultad de derecho de la Universidad de Indonesia, dijo que las leyes se implementarán después de un período de transición de tres años.

Extranjeros y turistas

Se espera que las leyes inquieten a la comunidad empresarial, especialmente a aquellos que reciben y atienden regularmente a ciudadanos extranjeros y turistas.

La isla de Bali, por ejemplo, depende en gran medida de los ingresos turísticos y todavía se está recuperando de la desaceleración de la pandemia que mantuvo alejados a los viajeros.

Putu Winastra, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo de Indonesia (ASITA) en Bali, le dijo a CNN que las leyes “harían que los extranjeros lo piensen dos veces” antes de visitar Indonesia.

“Desde nuestro punto de vista como actores de la industria del turismo, esta ley será muy problemática”, dijo Putu, quien cuestionó cómo se vigilarían las leyes.

“¿Deberíamos preguntar (a las parejas no casadas en el extranjero) si están casados o no? ¿Las parejas de turistas tienen que demostrar que están casadas?”, preguntó.

Putu dijo que las leyes podrían ser “contraproducentes” para cualquier esfuerzo por atraer a los turistas a la isla.

“Si estas leyes realmente se implementan más tarde, los turistas podrían ser (sometidos) a la cárcel y esto perjudicará el turismo”, dijo.

Benjamin Engonga Ngui Eyang
Benjamin Engonga Ngui Eyang
Periodista y Redactor en la Revista Real Equatorial Guinea

Últimas Noticias

La Primera Ministra del Gobierno, Roka Botey: “Estamos para hacer planes, proyectos alcanzables”

El Jefe de Estado Obiang Nguema Mbasogo ha recibido...

AIMUGE entrega 25 cheques a las mujeres de la Región Insular valorados en 400.500.000 XAF

En la tarde del viernes, 3 de enero, el...

Muere el diseñador Paco Rabanne a los 88 años

Al diseñador español Paco Rabanne, que ha fallecido este viernes...

Alerta sobre cuentas e informaciones falsas en redes sociales a nombre del Ministerio de Hacienda de Guinea Ecuatorial

El Ministerio de Hacienda, Economía y Planificación ha dado...

Alerta sobre cuentas e informaciones falsas en redes sociales a nombre del Ministerio de Hacienda de Guinea Ecuatorial

El Ministerio de Hacienda, Economía y Planificación ha dado...
spot_img

Siguenos

4,530FansMe gusta
5,911SeguidoresSeguir
3,746SeguidoresSeguir
Contenido patrocinado