Japon Prueba con éxito el primer coche volador

0
El auto volador durante su prueba

La empresa Sky Drive probó durante cuatro minutos el primer viaje tripulado de un coche volador. Esperan lanzarlo al mercado en 2023.

El futuro parece estar cada vez más cerca. Ese que vimos en muchas películas de los años 90, con coches voladores de uso particular con los que desplazarnos por el aire. El pasado 25 de agosto, la compañía japonesa Sky Drive realizó una primera demostración pública de su coche volador.

Fue en el Toyota Fest Field, uno de los campos de prueba más grandes de Japón, con 10.000 metros cuadrados, y la casa de desarrollo de proyectos de la compañía. El vehículo, conocido con el nombre de SD-03, sobrevoló las instalaciones tripulado por un piloto durante alrededor de cuatro minutos.

En el trayecto estuvo asistido por un control por ordenador, mientras que el personal técnico monitorizaba las condiciones de vuelo y el rendimiento del coche volador.

“Estamos extremadamente emocionados de haber logrado el primer vuelo tripulado de un coche volador en Japón, con el objetivo de comercializar estos aviones“, dijo el presidente ejecutivo, Tomohiro Fukuzawa en el comunicado de la compañía. Y es que, según el CEO de Sky Drive, pretenden “llevar el experimento social al siguiente nivel en 2023. Queremos hacer realidad una sociedad donde los coches voladores sean un medio de transporte accesible y que las personas puedan experimentar una nueva forma de vida cómoda y segura”.

Características del SD-03

Se trata de un vehículo eléctrico, capaz de despegar y aterrizar de forma vertical. Según la propia compañía, ocupa el espacio de dos coches aparcados, además de medir dos metros de alto, cuatro de ancho y otros cuatro de largo. Además, dispone de ocho motores con los que garantizar la seguridad “en situaciones de emergencia”. También, consta de dos luces blancas al frente y una roja en la parte posterior, imitando a los coches tradicionales.

Está previsto que en los próximos meses se realicen más pruebas como esta con el fin de perfeccionar la aeronave, además de que en el futuro forme parte de la realidad a nivel mundial. Esperan que a finales de año puedan probarlo ya fuera de sus instalaciones. El precio, de momento, es una incógnita.

“Creemos que este vehículo desempeñará un papel activo como compañero de viaje, un cupé compacto que vuela por el cielo. Como pioneros de un nuevo género, nos gustaría seguir diseñando los vehículos con los que todo el mundo sueña“, dijo el director de diseño, Takumi Yamamot.