El buque petrolero “New Diamond” que transportaba 270 mil toneladas de crudo se encuentra ardiendo en llamas desde el jueves, frente a la costa de Sri Lanka.

El “New Diamond”, que transporta 270 000 toneladas de crudo y 1 700 de diésel, emitió un llamado de socorro tras una explosión en una sala de máquinas, cuando se encontraba a unos 60 kilómetros de las costas esrilanquesas. Ampliar que el buque New Diamond mide 330 metros de largo tipo VLCC (Very large crude carrier), y transportaba a 23 personas como parte de su tripulación, integrada por 18 filipinos y cinco griegos. Todos fueron evacuados el con excepción del marino muerto.

El tercer oficial del petrolero, también filipino, recibió quemaduras graves y está hospitalizado en Kalmunai, 360 kilómetros al este de Colombo. Su estado es estable, según el portavoz de la marina. India envió barcos guardacostas y de la marina a ayudar a sofocar el incendio. El petrolero, que salió de Kuwait tenía previsto llegar al puerto indio de Paradip.

Hasta el momento, bomberos, la Armada, la Fuerza Aérea, la Autoridad Portuaria y la Guardia Costera de Sri Lanka e India, se encuentran trabajando para apagar el gran incendio.

“Se están haciendo esfuerzos para evitar que el fuego se propague a la carga de petróleo. Aún no se ha recibido información de un derrame de petróleo. La lucha contra incendios continúa”, dijo  la capitana de la Armada de Sri Lanka, Indika Desilva

Además, según un comunicado de la Armada, actualmente el fuego todavía no ha tenido ningún efecto en el petróleo almacenado a bordo y “se están tomando las medidas necesarias para evitar que el fuego se propague a esas instalaciones de almacenamiento de crudo (…) Todavía no hay riesgo de que el barco derrame petróleo en el océano”, señaló en el comunicado.