Buteflika padecía las consecuencias de un derrame cerebral que sufrió en el año 2013, lo que le dejó inhabilitado y provocó que se le viese en público en limitadas ocasiones.

No obstante, se mantuvo en la Presidencia hasta 2019, cumpliendo casi 20 años en el cargo, al que accedió en 1999.

El expresidente presentó su renuncia a la Presidencia del país africano después de que el Ejército demandase su inhabilitación por motivos de salud.

Nacido el 2 de marzo de 1937, Bouteflika murió “a las 22H00 (21H00 GMT) en su lugar de residencia”, según la red privada El Hayet TV.