Tras vivir su experiencia en el Festival de Cine Africano de Tarifa -Tanger 2021, el protagonista principal de la Película Anu Ngan, Santiago Nfá OBIANG ha comentado a los medios nacionales su experiencia en este evento cinematográfico.

 “Nuestra presentación fue una de las mejores, recibimos muchísimo apoyo de parte de los organizadores, directores, productores y demás actores”, comenzó rememorando Nfá OBIANG para luego asegurar que “se sorprendieron mucho porque no sabían que nuestro país tenía este potencial y me acuerdo que después de la presentación unas directoras vinieron a mi hotel para saber más de nuestra película, por lo tanto, ha sido una experiencia positiva tanto para ellos como para nosotros”.

El joven actor ecuatoguineano confiesa que ahora más que nunca tiene las ganas de grabar nuevos proyectos para recorrer el mundo. Dentro de este abanico de proyectos e ideas que tiene en la mente se encuentra la grabación de la segunda parte de la película Anu Ngan  “sí que sería una gracia poder grabar la segunda parte de esta película porque la primera  está gustando a muchos consumidores del cine, esto es muy buena señal”.

Lo vivido en Tanger durante la primera semana de este mes de junio no le asusta. Santiago en su opinión cree que el actor ecuatoguineano tiene potencial y sólo le falta el apoyo y las herramientas para explorarse “los actores de Guinea tienen muchas ganas de actuar. Anteriormente, no existía una Dirección General de Cines, ahora la hay y espero que se mantenga al igual que el premio CEIBA de ORO para animar a los cineastas nacionales”.

 Dentro de la lista de los cineastas con las que ha interactuado en este evento resalta los contactos con Astrid Jhones “es una buena actriz, la pregunté si podía venir a grabar aquí y ella encantada”.

De su viaje a España, el actor ha querido agradecer tanto a la Casa África, el Ministerio de Cultura y Promoción Artesanal así como al Centro Cultural de España en Bata que les asignó un equipo de prensa para acompañarles en este viaje.

Santiago Nfá OBIANG se ha comprometido en seguir peleando por sus sueños de triunfar en el cine “supongo que la meta de cualquier cineasta o deportista no es jugar siempre en el mismo país, de hecho, ahora intentamos combinar proyectos en Guinea utilizando actores de fuera y viceversa”. 

Y para aterrizar, el actor ha enviado un mensaje de optimismo a sus colegas invitándoles a tener la paciencia para triunfar en este mundo “en cine a algunos les pagan 50 millones por una obra y a otros cero francos, pero la premisa es seguir trabajando. Nosotros hemos dejado una buena huella para el cine ecuatoguineano en el Festival de Tarifa, lo cual significa que esto sería muy bueno para los siguientes cineastas nacionales que participen en este evento cinematográfico que tiene como objetivo explorar el cine del continente negro”.