Las autoridades de Guinea Ecuatorial han dado autorización para abandonar el territorio al helicóptero militar francés y sus seis ocupantes retenidos desde la noche del miércoles tras aterrizar sin permiso en el aeropuerto de la ciudad de Bata, según ha confirmado el Ejército de Francia.

“Fin del incidente”, ha indicado un portavoz del Estado Mayor del Ejército francés en declaraciones concedidas a la emisora Radio France Internationale. Así, ha indicado que el helicóptero ha aterrizado horas después en la capital de Gabón, Libreville.

El helicóptero y los militares fueron retenidos el miércoles tras aterrizar sin recibir permisodebido a que se estaban quedando sin combustible mientras cubrían la ruta entre Gabón y Camerún.

Ante esta situación, el embajador de Francia en Guinea Ecuatorial, Olivier Brochenin, compareció ayer viernes ante la prensa para presentar sus disculpas por lo sucedido y apuntar a “dos errores técnicos” por parte de las autoridades francesas durante el vuelo del helicóptero.

Brochenin, detalló que París cuenta con una autorización “anual” de sobrevuelo por parte de Malabo, que describió como “un gesto de amistad” por parte de las autoridades de Guinea Ecuatorial.

Sin embargo, especificó que este permiso recoge que se debe notificar 72 horas antes del aterrizaje, algo que no se hizo “por razones de mala organización”, lo que se suma a que el helicóptero que aterrizó finalmente en Malabo no es uno de los identificados en las listas compartidas debido a que se usó porque otro estaba siendo reparado. “Por razones técnicas, el helicóptero que estaba identificado en esta lista estaba en reparaciones, así que fue otro helicóptero el que fue a Bata. Es un helicóptero cuya identificación no figura en la lista de autorización”, reconoció.