La comisión electoral valida la candidatura de Sassou Nguesso y otros siete políticos a las elecciones de marzo en Congo

Todos ellos quedan a la espera de la decisión final del Tribunal Constitucional

El Presidente de República del Congo, Denis Sassou Nguesso, se enfrentará a otros siete candidatos en su intento por lograr un cuarto mandato en las elecciones que se celebrarán el 21 de marzo en el país africano, según han confirmado las autoridades.

La Dirección General de Asuntos Electoral (DGAE) ha confirmado un total de ocho candidaturas a los comicios, entre ellas las de Sassou Nguesso, si bien todos ellos quedan a la espera de la decisión del Tribunal Constitucional, que será el que tenga la última palabra sobre el proceso de validación, según ha informado el diario congoleño ‘Les Echos du Congo Brazzaville’.

Entre los candidatos figuran el exministro de Finanzas Mathias Dzon y Guy-Brice Parfait Kolélas, hijo del ex primer ministro Bernard Kolélas. Asimismo, están Albert Oniangue, un antiguo aliado del presidente; el exparlamentario Joseph Kignoumbi Kia Mbougou, el parlamentario Michel Mboussi Ngouari, Anguios Nganguia Engambe y Deve Mafoula.

Sin embargo, el principal partido opositor de República del Congo, la Unión Panafricanista para la Democracia Social (UPADS) ha anunciado ya que boicoteará la votación. El presidente, de 77 años, confirmó su candidatura el 24 de enero.

Sassou Nguesso llegó al poder en 1979 y se mantuvo en la presidencia hasta 1992, cuando fue derrotado en unas elecciones. Sin embargo, la victoria de las fuerzas insurgentes que él mismo lideraba en la guerra civil de 1997 le permitió volver al poder, que no ha abandonado desde entonces.

El presidente congoleño ganó los últimos comicios tras reformar la Constitución para habilitarle para un nuevo mandato a través de un referéndum celebrado en octubre. Con él se eliminaron los límites de edad y de mandatos que le hubieran impedido seguir en el cargo.

La victoria del mandatario en 2016 estuvo marcada por las denuncias de fraude, mientras que las protestas opositoras en torno al referéndum fueron reprimidas por las fuerzas de seguridad, que causaron al menos cuatro muertos. Asimismo, varios líderes opositores fueron puestos bajo arresto domiciliario.