La niña se llama Brenda y tiene aproximadamente 20 años, quien ha confesado ante los medios de comunicación haber provocado voluntariamente un incendio que ha dejado carbonizado unas 4 viviendas en el Barrio de Nkolombong de la ciudad de Bata.

Según afirma la propia joven Brenda, ella tuvo una fuerte discusión con su novio en la casa donde ya convivían en el mencionado populoso barrio de Nkolombong. La discusión era precisamente sobre el devenir de su relación. Al final de la pelea que tuvieron ambos jóvenes, el chico decidió poner fin a la relación.

Tras estas palabras del chico, la joven Branda prendió fuego a la habitación de ambos donde se desarrollaba la discusión. No pudieron apagar las llamas, así que éstas se propagaron en toda la casa hasta alcanzar tres de las viviendas colindantes que, al igual que la de los dos jóvenes, estaban construidas en madera.

La intervención del cuerpo de bomberos, unida a la lluvia caída al instante, aunque no fueron suficientes para evitar que el fuego se propagase a otras viviendas cercanas, pero evitaron que el número de las viviendas afectadas sea mucho menos.