En la mañana de este martes, 16 de febrero, Diosdado Vicente Nsue Milang, ministro de Sanidad y Bienestar Social, ha visitado el centro de concentración del polideportivo de Malabo, el cual acogerá a los pacientes asintomáticos del Covid-19 en esta parte insular del país.

Según el protocolo establecido por el ministerio de Sanidad y Bienestar Social, los 108 habitáculos que conforman este centro de acogida de los asintomáticos estarán a cargo de un total de 28 sanitarios, de los cuales están 8 médicos, 15 enfermeras y 5 auxiliares. Los cuales ayudarán con el control de los pacientes. “Cuando tenemos concentrados a los pacientes es más fácil controlarles y visitarles”, subrayó el titular de Sanidad.

Al ser una forma de manejar los casos, el ministerio de Sanidad pretende evitar que los enfermos no se estén aislando en sus hogares. “Se observa que muchos no cumplen con las medidas que se les infringe”, reconocía la Doctora Rosalinda Seriche, supervisora y responsable del centro de aislamiento del polideportivo de Malabo.

Los asintomáticos permanecerán como mínimo 10 días en el centro de aislamiento

Sanidad tienen previsto aislar durante 10 días a toda persona que se ingrese en este centro. En este tiempo se le estará realizando la prueba PCR hasta que sea dado de alta.

En este centro de aislamiento se ha previsto zonas exclusivamente para las embarazadas, ancianos o personas que tengan algunas comorbilidades. Pero no obstante, en caso de que un paciente pase de asintomático a sintomático, ésta persona sería conducida al hospital de Sampaka para ser debidamente tratado.

Hasta ahora no se habia utilizado plenamente este centro de aislamiento debido que la su construcción se finalizó en las últimas semanas de julio de 2020, momento en que la curva ya estaba muy baja, por lo que no había necesidad de aislar, ha explicado Nsue Milang.

Con esta nueva medida, el Gobierno de Malabo está preparado una vez más para responder de manera eficiente a las exigencias del momento impuestas por la pandemia del coronavirus.