La resolución del Consejo de Ministros aprobada en la XIII Cumbre de la organización reafirma que “la movilidad es un propósito clave para la materialización de la comunidad, por su importancia para el incremento y consolidación de las relaciones de cooperación y amistad existentes entre los Estados Miembros de la CPLP y entre sus pueblos, y por su contribución al acercamiento de la comunidad a sus ciudadanos ”.

Los mandatarios destacaron la importancia de la movilidad en sectores como el turismo, la cultura, la educación, la ciencia y la innovación en el ámbito económico y empresarial, y “su papel para el desarrollo sostenible de los Estados miembros”.

Además, se comprometieron a “impulsar las gestiones necesarias con miras a la aceptación, a la mayor brevedad posible, del Acuerdo sobre Movilidad en los respectivos ordenamientos jurídicos, y también contribuir a la creación de las condiciones legales e institucionales para el progresivo incremento y movilidad en la CPLP de todos los ciudadanos de los Estados miembros “.

La XIII Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la CPLP, en la que Angola asumió la presidencia, estuvo marcada por la firma de este acuerdo y la asunción de una nueva prioridad: el fortalecimiento de las relaciones económicas.

El acuerdo de movilidad propuesto establece un “marco de cooperación” entre todos los Estados miembros de forma “flexible y variable” y, en la práctica, cubre a cualquier ciudadano.

Los Estados cuentan con un abanico de soluciones que les permiten asumir “compromisos derivados de la movilidad de manera progresiva y con diferentes niveles de integración”, teniendo en cuenta sus propias especificidades internas, en sus dimensiones política, social y administrativa.

En este contexto, tienen la “libertad de elegir las modalidades de movilidad, las categorías de personas cubiertas”, así como los países de la comunidad con los que pretenden establecer alianzas.

La propuesta define que la movilidad de la CPLP cubre a los titulares de pasaportes diplomáticos, oficiales, especiales y de servicio, así como a los pasaportes ordinarios.

Además, el convenio prevé la división de los titulares de pasaportes ordinarios en grupos, en función de las actividades que realicen, a saber, profesores, investigadores, emprendedores, agentes culturales, artistas, deportistas y representantes de los medios de comunicación, escritores, músicos, promotores y organizadores de eventos culturales y deportivos y estudiantes.

El tema de facilitar la circulación ha sido debatido en la CPLP durante aproximadamente dos décadas, pero recibió un mayor impulso con una propuesta más concreta presentada por Portugal en la cumbre de Brasilia en 2016, y se convirtió en la prioridad de la presidencia rotatoria del Cabo. Organización verdean en los últimos tres años.

Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Guinea Ecuatorial, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor Oriental son los nueve estados miembros de la CPLP, que hoy cumple 25 años.