Los datos proporcionados por el Ministerio de Sanidad y Bienestar Social (MSBS) al Comité Político Encargado de la Lucha contra la Covid-19 en Guinea Ecuatorial sobre los datos epidemiológicos de país han hecho saltar las alarmas al constatar un aumento significativo de los casos positivos. Los daros señalan que, en los últimos 7 días hasta el 04 de septiembre, se han reportado 544 casos positivos y se encuentran activos 818 casos.

En sentido, durante la reunión mantenida en la jornada de ayer martes 07 de septiembre, el Comité Político Encargado de la Lucha contra la Covid-19 en Guinea Ecuatorial que preside el Vicepresidente de la República Teodoro Nguema Obiang Mangué ha analizado las medidas que se pueden adoptar para intentar reducir la curva epidemiológica. Según puntualizaba el Vicepresidente de la República, estas medidas se plantearan de tal forma que “no causen daño a la economía”.

Entre las medidas que ha planteado el Comité Político, que estarían vigentes durante 2 semanas según la evolución de la tasa de contagios, se destaca la obligatoriedad del carnet de vacunación contra la COVID-19 para todos los ciudadanos que quieran acceder a los servicios públicos o viajar dentro o fuera del país. También la obligatoriedad se extiende a todos los funcionarios.

También el Comité ha recomendado la realización de test de inmunidad para comprobar la respuesta inmune de los pacientes frente a la vacunación, es decir, después de las dos dosis que se recibe de la vacuna Sinopharm. En función de este test, se podrá o no inyectar una tercera dosis a la persona.

Según recoge la oficina de información de la Vicepresidencia, también se sopesa crear un pasaporte Covid-19 para poder desplazarse, siendo así “una estrategia que evitaría la falsificación de los carnets de vacunación”. También se recomienda al MSBS la realización de test PCR en todas las barreras del país para los que se desplazan de un lugar a otro, así como la posibilidad de vacunar a los viajeros en estos puestos.

También se ha recomendado que los militares regresen a las calles para exigir el uso obligatorio y correcto de la mascarilla como se hiciese durante los primeros meses del estado de alarma sanitaria en el país. Una medida que se recomienda por la falta de respeto de los ciudadanos de las medidas preventivas contra la covid-19.

Las nuevas medidas también afectarán a los vuelos comerciales que podrían pasar a ser uno solo por semana (para los vuelos domésticos). Misma medida restrictiva que afectará también al transporte marítimo.

Sobre el tema del aislamiento, el Comité ha ordenado a los miembros del Comité Técnico de Lucha contra la covid-19 que reactiven las zonas habilitadas para tal fn en el Polideportivo de Malabo.

El presidente del Comité Político ha lamentado la falta de cumplimiento por parte de los ciudadanos de las medidas impuestas por el Gobierno para luchar contra la Covid-19 y ha informado que se volverá a distribuir en los próximos días mascarillas a los ciudadanos a través del Ministerio del Interior y Corporaciones locales.