La candidatura de España fue presentada en 2020 mediante la remisión de los correspondientes Planes de Acción y de Promoción de la Lengua Portuguesa. Cabe reseñar el notable impulso que la Comunidad Autónoma de Galicia ha dado a la candidatura de España, y, de hecho, tanto la “Academía Galega da Lingua Portuguesa” y el “Consello da Cultura Galega” ya son “Observadores Consultivos” de la CPLP.


España otorga mucha relevancia a este ingreso como Observador Asociado en este foro privilegiado de cooperación, auténtico puente entre continentes, cuyo ámbito de colaboración es cada vez más amplio y multidimensional y cuyos Estados Miembros representan a cerca de 300 millones de personas. 


A partir de este momento, junto con la CPLP, España trabajará para analizar y concretar los distintos ámbitos de colaboración. España considera que ofrecen un notable potencial: la promoción del idioma portugués en el ámbito nacional e internacional, en particular a través de una profundización de la cooperación entre el Instituto Cervantes, el Instituto Camões y el Instituto Internacional de Lengua Portuguesa; la lucha contra la violencia de género, en el marco de la decidida apuesta de nuestro país por la política exterior feminista; la colaboración económica y empresarial, siendo los países de la CPLP clave para la internacionalización de nuestras empresas; la concertación político diplomática, con una apuesta firme por un orden multilateral basado en reglas;  y la contribución al acceso universal a la vacuna como la mejor política para poner freno a la pandemia.