En su intervención en la 75ª Asamblea de la ONU, Guinea Ecuatorial pide resolver los problemas de África para la Estabilidad del resto de Continentes

0
El Presidente de Guinea Ecuatorial durante su intervención

El mandatario ecuatoguineano ha intervenido por vídeo este 24 de septiembre, durante el debate general del 75 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La intervención por vídeo del Presidente de la República de Guinea Ecuatorial, Obiang Nguema Mbasogo, en los debates generales que marcan el 75 período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se ha producido durante la segunda sesión, que correspondía a la 9ª sesión plenaria, del día 24 de septiembre. En este período de sesiones, cuyos debates se llevan a cabo del 22 al 29 de septiembre, actúa como presidente el turco Volkan Bozkir en sustitución de Tijjani Muhammad Bande, de República Federal de Nigeria y cuenta, entre otros, con la presencia de diferentes representantes de los países ante las Naciones Unidas, así como la del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

La intervención del Presidente de la República estuvo precedida de las palabras introductorias del Representante ecuatoguineano ante las Naciones Unidas, Anatolio NDONG MBA, quien se encuentra in situ en estos debates de la Asamblea General que son atípicas por la pandemia del COVID-19, lo que ha obligado a los Jefes de Estado de diferentes países a realizar sus intervenciones por vídeo, lo que deja al salón de la Asamblea General presentar una imagen nunca vista durante un evento parecido en la historia de la existencia de las Naciones Unidas.

Respuesta a la pandemia del COVID-19 y sus repercusiones

Este 75º período de sesiones de la Asamblea está marcado por la pandemia del COVID-19, ” la mayor catástrofe sanitaria que ha podido enfrentar la humanidad en los últimos días”, un problema actual que afecta a todos los países y cuyas consecuencias son catastróficas no solamente económicas sino también a nivel de pérdida de vidas humanas. Para erradicar este problema que nos afecta a todos, el Presidente ha resaltado que es menester fortalecer la cooperación entre todos los países y que “la humanidad debe ser solidaria, ya que somos más fuertes cuando actuamos unidos, cooperamos entre todos y compartimos experiencias”.

El Presidente también ha puesto el acento sobre la situación que dejará la COVID-19 tras su futura erradicación, por lo que “es igualmente importante acordar medidas tendentes a acelerar la recuperación post – COVID”. Esta recuperación pasa por establecer medidas que “aceleren y posibiliten un rápido crecimiento y de emergencia para estimular la economía que tengan como objetivo la pronta vuelta a la normalidad” y que en este proceso es también crucial que ningún país sea discriminado. Para ello, “se requiere de los esfuerzos comunes” como también se está solicitando a nivel de las Naciones Unidas para dar una respuesta global a esta pandemia y sus efectos.

Importancia del multilateralismo

El mandatario ecuatoguineano, como ya lo hiciera también en su discurso por motivo del 75 aniversario de la fundación de las Naciones Unidas, ha vuelto a insistir en la importancia del multilateralismo. Ha indicado que “No hay alternativas viables al multilateralismo“, por lo que los países deben “unirse y anteponer la salvación y liberación del mundo, a sus intereses propios” y ha resaltado que la Carta de las Naciones Unidas es la base del derecho internacional y del multilateralismo. Su respeto constituye una herramienta para afrontar “los desafíos de la humanidad” con el propósito de tener un mundo “justo, próspero y pacífico”.

La globalidad que experimenta actualmente el mundo, invita a todos los países a cooperar para la resolución de los problemas comunes mediante esfuerzos conjuntos.

Reforma de las Naciones Unidas: inmovilismo del Consejo de Seguridad

Obiang Nguema Mbasogo ha vuelto a alzar la voz para pedir la reforma de las Naciones Unidas, aunque también ha reconocido su “papel importante en la resolución de muchos conflictos, en la lucha por la descolonización, en la lucha contra las crisis humanitarias en muchas regiones del mundo”. Esta reforma, que debe afectar también a los Órganos como la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, es necesaria para que las Naciones Unidas puedan adaptarse a “tiempos actuales y a la realidad de cada momento” y realizarse sobre la base de la “justicia, igualdad y solidaridad” teniendo en cuenta los problemas que día a día debe hacer frente la población mundial.

El mandatario ecuatoguineano cree que se necesita una Asamblea General “revitalizadora” y que en su cometido pueda “tener una mayor influencia frente a los Estados Miembros”. En cuanto al Consejo de Seguridad, Obiang Nguema Mbasogo ha señalado que es el órgano de las Naciones Unidas que refleja de una mejor forma “el inmovilismo actual de las Naciones Unidas“.

Membresía de Guinea Ecuatorial en el Consejo de Seguridad.

El Presidente Obiang Nguema Mbasogo también ha hecho alusión a la membresía de Guinea Ecuatorial en el Consejo de Seguridad durante el período 2018-2019, donde ha señalado su contribución, con rigor e independencia, en la lucha contra los factores que provocan conflictos en el mundo y fenómenos como el mercenariado, todo ello para lograr a Paz, Seguridad y Estabilidad en el mundo.

La salida de Guinea Ecuatorial del Consejo de Seguridad no quiere decir que el país vaya a renunciar a los principios que ha defendido, en cambio la experiencia adquirida permitirá “seguir luchando para el mundo entero por aquello que deseamos que es la paz, seguridad y prosperidad”, además el país en su acción política reafirma su acatamiento a los tres pilares de las Naciones Unidas que son el desarrollo, derechos humanos, paz y seguridad.

África: problemas y muchos conflictos pero poca participación en el multilateralismo

El Presidente de la República ha instado a la comunidad internacional ayudar a África a implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de la ONU y la Agenda 2063 de la Unión Africana. Todo ello para construir infraestructuras en ámbitos indispensables para el desarrollo de los países africanos como es la salud, educación, economía y comercio, además de establecer las bases y elementos necesarios para hacer frente a los problemas que afectan a la juventud, a la mujer, a los refugiados y al tema del empleo.

También ha solicitado que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aumente su comunicación y coordinación con el Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana para que ambos órganos trabajen de forma conjunta y adopten decisiones coordinadas.

El mandatario ecuatoguineano sigue firme con las reivindicaciones contenidas en el Consenso de Ezulwini y la Declaración de Sirte para que África no sea “menos” ni juegue “en desventaja” y ha indicado que es necesario que se repare “la injusticia histórica hacia el continente africano”. Obiang Nguema Mbasogo lamenta que, a pesar de que “los temas africanos constituyen el 75% de la agenda del Consejo de Seguridad, África no tenga voz plena y esté en inferioridad de condiciones en ese órgano a la hora de abordar asuntos de vital importancia para el Continente”.

El tema de los conflictos y su resolución pacífica.

Obiang Nguema Mbasogo ha lamentado que muchos de los conflictos que afectan al mundo sigan “activos, sin solución a una salida clara y justa” y que se ven “agravados por fenómenos como el tráfico ilícito de armas pequeñas y medianas, expolio de los recursos”, y ha señalado a conflictos como la situación en Siria, los enfrentamientos en Libia, la guerra en Yemen, el Conflicto árabe-israelí, la situación en Afganistán, la inestabilidad en el Oriente Medio, el conflicto en la República Centroafricana, la guerra en Somalia, etc. También ha mostrado su preocupación por la evolución de la situación en el Sahel, donde a pesar de los esfuerzos desplegados, éstos no han llevado a “la necesaria estabilización de la situación, para que esa castigada región de África pueda optimizar su indudable potencial”.

Por otra parte, el Presidente ha señalado que “los cambios políticos deben efectuarse Únicamente a través de medios democráticos” y ha condenado el uso de la fuerza en los temas políticos así como en los conflictos y controversias internacionales, los cuales “deben resolverse por medios pacíficos y de conformidad con los principios de la justicia y el derecho internacional”. En este sentido, “todos los Estados deben abstenerse de la amenaza y el uso de la fuerza contra su integridad y su independencia política o de cualquier otra forma incompatible con los principios y propósitos de la carta de las Naciones Unidas”, la cual se fundamenta en la igualdad soberana de los Estados, la no injerencia en los asuntos internos de otros Estados, el respeto a la integridad territorial. Obiang Nguema Mbasogo cree que “La interpretación errónea de estos principios  conduce directamente a la confrontación“.

si África no logra resolver satisfactoriamente sus problemas, los demás continentes no podrán alcanzar una estabilidad sostenible” apostilló el Jefe de Estado de Guinea Ecuatorial, quien ha dado ejemplo, en relación a esta afirmación, a “nuestros jóvenes que arriesgan sus vidas para emigrar hacia otras latitudes en travesías peligrosas”. 

Embargo de Cuba

En relación al tema del embargo de Cuba, el Presidente de la República de Guinea Ecuatorial ha solicitado el levantamiento del bloqueo económico, financiero y comercial contra este país para que “pueda optimizar sus enormes potencialidades y hacer frente a las necesidades de su pueblo”.

Solución urgente al problema del cambio climático

En el mensaje del Presidente también ha tocado el importante tema del cambio climático que, aunque parece haber perdido protagonismo en los medios de comunicación por el tema de la COVID-19, se trata de un tema crucial para la supervivencia de la Tierra y que está provocando “efectos devastadores en nuestras vidas en forma de huracanes, ciclones, incendios, inundaciones, etc”. En este sentido, el Presidente ha indicado que “es urgente movilizarse para encontrar una solución duradera y sostenible a ese fenómeno“.

Para finalizar su intervención, el Presidente ha instado a la Asamblea a que se enfoque todos los esfuerzos en “la dirección correcta para hacer de nuestro mundo de hoy mejor y asegurar un futuro próspero y prometedor para las futuras generaciones”.