El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, amenaza a Emmanuel Macron: «No busque querella con Turquía»

0

De este modo, ha reaccionado ante las duras críticas del Presidente de la República de Francia a Ankara en el marco del contencioso entre Turquía y Grecia en el Mediterráneo oriental.

«Sr. Macron, no ha terminado de meterse en problemas conmigo.» El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió el sábado 12 de septiembre a su homólogo francés, Emmanuel Macron, en un momento en el que aumenta la tensión entre ambos países sobre la situación en el Mediterráneo oriental.

«No busquen disputas con el pueblo turco, no busquen disputas con Turquía», dijo el Sr. Erdogan en un discurso televisado, en Estambul, en referencia a las duras críticas del Presidente francés a Ankara en el marco del conflicto entre Turquía y Grecia por la prospección petrolífera en el Mediterráneo.

Turquía reivindica el derecho a explotar yacimientos de hidrocarburos en una zona marítima que Atenas considera de su soberanía. En las últimas semanas, ambos países han demostrado sus músculos con declaraciones marciales, maniobras militares y envíos de buques a la zona. Francia ha mostrado claramente su apoyo a Grecia desplegando buques de guerra y aviones de combate en la región, una iniciativa que el Presidente turco ha denunciado enérgicamente.

«Comportamientos inadmisibles» Emmanuel

Macron y sus seis homólogos del sur de la Unión Europea (UE) instaron el jueves a Turquía a poner fin a su política de «confrontación» en el Mediterráneo oriental y la amenazaron con sanciones europeas si Ankara continúa impugnando los derechos de exploración de gas de Grecia y Chipre en la zona. El Sr. Macron había estimado también que el Gobierno turco «tenía hoy comportamientos inadmisibles» y debía «aclarar sus intenciones».

En respuesta, el Sr. Erdogan instó el sábado a Grecia a «mantenerse al margen» de las acciones «erróneas» apoyadas por países como Francia. El presidente turco también acusó al Sr. Macron de «carecer de conocimientos históricos» y estimó que Francia «no podía dar lecciones de humanidad» a Turquía debido a su pasado colonial en Argelia y a su papel en el genocidio perpetrado en 1994 en Ruanda.

«Ha llegado la hora de reforzar nuestras fuerzas armadas»

Por su parte, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, anunció el sábado un «importante» programa de compra de armas y una reorganización de las fuerzas armadas del país. Señaló que Grecia iba a adquirir 18 cazas Rafale, de fabricación francesa, así como fragatas y helicópteros, reclutar 15.000 soldados adicionales y financiar más su industria de defensa.

«Ha llegado el momento de reforzar nuestras fuerzas armadas (…). Se trata de un programa importante que formará un escudo nacional», declaró el Primer Ministro en un discurso pronunciado en Salónica, durante el cual acusó a Turquía de «poner en peligro» la seguridad regional.