El Vicepresidente de la República Encargado de Defensa y Seguridad, Teodoro Nguema Obiang Mangué, ha presentado a la Armada ecuatoguineana este jueves 14 de enero, en el cuartel Acacio Mañe Ela de Malabo, el plan de acción correspondiente al presente año 2021. La lucha contra la corrupción, endurecimiento de los controles en las zonas estratégicas, y la formación de recursos humanos figuran como las prioridades en la agenda.

Sobre las 15:40, Teodoro Nguema Obiang Mangué, llegaba al cuartel militar Acacio Mañe Elá de Malabo.

Después de rendirle los honores, el encargado de Defensa y Seguridad ha pasado revista militar delante de 1093 efectivos y altos mandos de la Armada ecuatoguineana. Antes de iniciar su discurso el Vicepresidente de la República ha pedido a los presentes guardar un minuto de silencio en memoria de los militares fallecidos durante el año 2020.

Bajo la atenta mirada de los responsables de los ministerios de Defensa y Seguridad, Nguema Obiang Mangué, además de felicitar al ejercito nacional por el año nuevo y desearles éxitos en sus funciones, también les ha presentado el plan de acción correspondiente al presente año 2021. la agenda, la lucha contra la corrupción en el sector castrense figura como una de sus mayores prioridades.

Por otra parte, Nguema Obiang Mangué ha resaltado que los programas trazados por el Gobierno no se han podido materializar durante el culminado 2020, debido a la crisis sanitaria universal causada por la pandemia del coronavirus.

Guinea Ecuatorial ha sido victima de ataques piratas y amenazas terroristas en el pasado año 2020, en este contexto el encargado de Defensa y Seguridad ha apelado al Ejército nacional a endurecer aún más las medidas de control y vigilancia en los puntos estratégicos del país.

Antes de finalizar su discurso, el Vicepresidente ecuatoguineano ha denunciado el comportamiento de ciertos militares. Para él, los efectivos deben dar un buen trato a la población y entender que el poder emana y reside en el pueblo el cual no debe ser objeto de atropellos. Ya que esperan protección por parte del ejército y no amenazas que infunden miedo.